sábado, 11 de febrero de 2017

Jilguero Lúgano (Carduelis spinus)

Lúgano o Tarín de la familia de los jilgueros comiendo semillas o brotes





Estos bonitos pájaros adornan con su plumaje amarillo vivo los ramajes desnudos de los árboles, adoptando acrobáticas posturas para alcanzar los brotes de las puntas de las ramas. Esta búsqueda, interrumpida por vuelos y gritos alegres – «tli» en vuelo, «tsui» o trinos posado  –, ocupa todo el corto día invernal.
En la época de cría los machos vuelan por encima de sus territorios en vuelo nupcial, y su canto, entrecortado con trinos, resuena en los bosques de coníferas o en las poblaciones de alisos.
Ruidosos y fáciles de advertir, ordinariamente se tornan muy discretos en tiempo de cría, hasta tal punto que una antigua leyenda germana suponía que estos pájaros introducían en el nido una piedra mágica que les hacía invisibles. Si la comida es abundante y la temperatura no muy severa se reproducen en época muy temprana, casi en pleno invierno, cuando las parejas se forman dentro de los grupos.
El Jilguero Lúgano es uno de los pájaros que comúnmente se enjaula, como ocurre con los jilgueros, pardillos y otros fringílidos.
 Plumaje verde-amarillo, con listas oscuras en dorso y flancos; vuelo ondulante típico de fringílido; el macho con babero y frente negros, la hembra más apagada. 
 Alimentación: Principalmente semillas de árboles y de hierbas; insectos durante la época de cría.