martes, 26 de abril de 2016

Currucas

Curruca capirotada Macho
Curruca Capirotada Hembra
Curruca capirotada M
Curruca Mosquitera
Curruca Zarcera
Curruca zarcera
Curruca capirotada macho
Curruca Capirotada  macho
Curruca capirotada hembra
Curruca Capirotadam hembra


 Curruca Capirotada 

El capirote es la marca distintiva que da nombre a esta especie y que permite identificarla fácilmente; el resto de su plumaje es más bien discreto.

La muda se inicia a mediados de julio. Las currucas capirotadas apenas se mueven y pasan desapercibidas. Después de un período de silencio, hacia mediados de agosto, se oyen otra vez sus voces claras entre los sotos.
Aunque es común criando en casi toda España, aparecen en mayor número en invierno con la llegada de multitud de aves procedentes de otros puntos de Europa. Hacia finales de septiembre arriban las avanzadas, pero es en octubre, particularmente, cuando llega el grueso de aves, que inverna principalmente en todo el centro y sur.


Curruca Mosquitera

Las Currucas Mosquiteras son escondedizas y pasan la mayor parte del tiempo entre las matas. En terreno abierto no llaman exageradamente la atención, ya que su plumaje pardo liso es muy discreto. Por su canto se las descubre enseguida, incluso cuando lo emiten desde un posadero bien oculto.
Estas currucas llegan a nuestro país procedente de África central y meridional desde fines de marzo o mayo, instalándose para criar en casi toda la mitad norte de la Península y localmente en la mitad sur. La parada nupcial del macho consiste en despliegues de la cola y movimientos de las alas, de cara a su pareja; el mismo comportamiento realizado por la hembra sirve como maniobra de distracción para proteger sus pollos de los intrusos. Antes de elegir definitivamente un sitio para nidificar, el macho construye varios nidos de «prueba».


 Curruca Zarcera

Las currucas zarceras no son tan escondidizas y discretas como otras; el macho se posa al descubierto en la rama de un arbusto para lanzar al aire su breve pero dulce canto. Elige su territorio tan pronto como llega a España y puede emparejar con la primera hembra que pase por el mismo. El cortejo nupcial puede ser violento por ambas partes. El macho persigue a la hembra de cerca, con un trocito de hierba en el pico, y luego se lanza sobre ella con cortos estallidos de canto, como si la atacara. La hembra responde extendiendo las alas y la cola y saltando sobre el macho, como para alejarle: en el último momento el macho retrocede.
La Curruca Zarcera vive en un amplio número de hábitat, como campos con maleza no muy espesa, linderos de bosques y terrenos con ortigas, zarzales, aulagas y otros arbustos. Pasada la estación de cría a veces visitan jardines, alimentándose en ellos con frutos blandos; luego, parten para África. Durante los pasos es más común en el norte, noroeste y sur del país, con numerosas aves procedentes de otros puntos de Europa. En las zonas central, meridional y oriental nidifica sólo a partir de una cierta altitud.

lunes, 25 de abril de 2016

Papamoscas Gris (Muscicapa striata)










Tan tranquilo y discreto es el Papamoscas Gris que pocas personas se dan cuenta de su presencia en los jardines; en esto colabora su apagado colorido, de tono uniforme, gris ratón, del que sólo se apartan los jóvenes, que tienen manchas oscuras en el pecho.
Un buen modo de reconocer una de estas aves es observarla cuando se alimenta. Posado delante de un espacio abierto, acecha erguido sobre una valla, una rama sin hojas o debajo del espeso ramaje, lanzándose, de repente, sobre cualquier insecto que divise. Para alcanzarlo es posible que realice quiebros y giros en vuelo, aunque raramente falla y su pico se cierra con un audible chasquido.

El Papamoscas Gris es una de nuestras aves estivales de llegada más tardía, presentándose normalmente a fines de abril y mayo, y permaneciendo en España hasta septiembre u octubre, aunque muchas de las aves que se ven en el último de estos meses puedan estar en paso procedentes de otros puntos de Europa. De carácter solitario, es ave de hábitos invariables, por lo que año tras año volverá a los mismos puntos de cría.



Identificación: Pardo grisáceo, blanco por debajo; los adultos no manchados, pero con rayas oscuras en cabeza y pecho; jóvenes con motas oscuras difusas en el pecho; sexos iguales.
Nidificación: Ambos sexos construyen descuidado nido de musgo, lana y pelo, unidos con telarañas, en aleros, enredaderas de muros, árboles, nidos viejos de pájaros o cavidades; pone, de mayo a junio, de 4 a 5 huevos teñidos de azul o verde y fuertemente moteados de pardo rojizo; incubación, principalmente por la hembra, de unos 13 días; los pollos, cebados por ambos padres, vuelan tras unos 13 días; a veces dos crías.
Alimentación: Casi únicamente insectos en vuelo; preferentemente moscas, pero también, mariposas; raramente lombrices.
Hábitat: Parques y jardines.

jueves, 21 de abril de 2016

Serreta Mediana (Mergus serrator)

Serreta Mediana (Mergus serrator)




     Nada y bucea con gran habilidad y bastante velocidad. Busca su alimento nadando con la cabeza y ojos bajo el agua y sumergiéndose cuando divisa alguna presa. Pesca con relativa frecuencia en cooperación con otros individuos de su especie, en línea, batiendo las presas hacia aguas menos profundas, donde son mejor capturadas.                                                                                                                           Identificación: Algo menor que un Ánade Azulón, pico fino y moño desflecado. Macho en época de cría cabeza, y cuello por detrás, negro verdoso, así como el moño; resto del cuello blanco; pecho con una banda ancha, pardo rojiza con pintas negras. Hombros negros con manchas blancas; dorso negro, escapulares externas blancas. Pico y patas rojizos. La hembra, cabeza y moño, pardos; garganta blanca; pecho grisáceo algo moteado; partes superiores grisáceas; alas más oscuras.
Nidificación: A primeros de mayo, la hembra comienza a buscar un emplazamiento para el nido que ella sola construye en tierra entre la vegetación, en lugares secos pero cerca del agua; pone de mayo a junio, de 5 a 12 huevos de color cremoso; la incubación, sólo por la hembra dura unos 30 días; los pollos nidífugos, acompañan a la madre a nadar y recoger alimento y pueden volar sobre los dos meses.
Alimentación: Pequeños peces, moluscos, gusanos, crustáceos e insectos acuáticos; también vegetación acuática.
Hábitat: Mares costas y estuarios.

Somormujo lavanco-Podiceps cristatus


                                                  Somormujo lavanco-Podiceps cristatus




En el espejo tranquilo de la laguna surge de repente una cabeza triangular seguida de un largo cuello; del cuerpo sólo se ve el dorso grisáceo, a ras de agua, el tiempo suficiente para reconocer al Somormujo Lavanco con sus orejas leonadas, pues inmediatamente el ave bascula de nuevo en el agua. Es un maravilloso buceador.
Pero fuera del agua, este somormujo, al igual que los colimbos, es pesado y poco diestro. Para echar a volar tiene antes que correr sobre el agua a fin de adquirir velocidad progresivamente. En tierra casi se arrastra miserablemente y su figura, con las patas que prolongan su largo cuerpo plano, es sumamente curiosa. En realidad apenas puede subir arrastrándose a su nido, especie de plataforma que construye en el agua.
 Identificación: Moño doble negruzco y gola castaña alrededor de la cabeza en época de cría; cuello blanco y largo, que puede no verse cuando el ave está encorvada y descansando; sexos iguales. 

Nidificación: Ambos sexos construyen una plataforma de hierbajos en el agua, que flota y se ancla a las plantas cercanas o toma asiento en el fondo; pone, de abril a julio, de 3 a 6 huevos blancos, pero pronto se oscurecen por las hierbas acuáticas; incubación, alrededor de 28 días por ambos sexos; los pollos, alimentados por la pareja, dejan el nido después de nacer, comenzando a bucear a las 6 semanas e independizándose a las 9 ó 10 semanas.
Alimentación: Pececillos, moluscos; algas, hierbas y otras materias vegetales.
Hábitat: Aguas continentales.

viernes, 8 de abril de 2016

Mosquitero común y Mosquitero musical

Mosquitero común





Estos dos pájaros se parecen tanto que sólo un observador experimentado puede distinguirlos por su plumaje; afortunadamente sus cantos, muy diferentes, facilitan su identificación. EI Mosquitero Común desgrana en todo momento notas cortadas: «suit-suet-suet-bitbitbit». El Mosquitero Musical, por el contrario, emite un «decrescendo» líquido lleno de vivacidad. En España cría una raza del Mosquitero Común diferente a la del resto de Europa y que canta como se ha indicado.
Las dos especies comparten el mismo hábitat: bosques y demás lugares boscosos o arbustivos.
En los dos mosquiteros la parada nupcial se reduce a un vuelo lento, seguido de una ofrenda de alimento. El Mosquitero Musical normalmente construye su nido bien disimulado en tierra, mientras que el Mosquitero Común casi siempre busca un lugar en arbusto bajo.
Mientras que el Mosquitero Musical se comporta como ave estival y es frecuente en migración en fechas tempranas, el Mosquitero Común es un invernante generalizado en España. Aves procedentes de otros puntos de Europa llegan a nuestro país principalmente en octubre.

Identificación: Ambos tienen plumaje verde o pardo oliváceo; las patas color carne de algunos mosquiteros musicales (no de todos) los distinguen del Mosquitero Común; el canto diferente de las dos especies es el mejor modo de identificarlos.
Nidificación: La hembra construye nido cerrado de musgo y hierbas secas, revestido con plumas; pone, de abril a mayo, generalmente de 6 a 7 huevos blancos con puntos o manchas pardo rojizas (el Musical) o puntos pardo púrpura ( el Común); la incubación, sólo por la hembra, dura unos 13 días; los pollos, alimentados por ambos padres (Musical) y sólo por la hembra (Común), vuelan después de unos 13 días.
Alimentación: Insectos.
Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

domingo, 3 de abril de 2016

Zampullin común









Archibebes

Archibebe común

Archibebe común
Archibebe claro
Archibebe claro
Archibebes claros









Colirrojo Real y colirrojo Tizón

Colirrojo Real

Colirrojo Real
 Colirrojo Real

 Colirrojo Real
Colirrojo Real
Colirrojo tizón macho juvenil,o del año

Colirrojo tizón macho juvenil,o del año
Colirrojo tizón
Colirrojo real




La encendida cola pardo rojiza de esta ave le ha valido su nombre vulgar. Junto con la frente blanca, garganta negra y dorso gris, hace del macho uno de los más bonitos de nuestros pajarillos. La cola juega también un papel importante en la parada nupcial; el macho se inclina, extiende el cuello, deja caer las alas y despliega la cola para exhibir una llamarada de rojo fuego, persiguiendo luego a la hembra de posadero en posadero. Ambos sexos con las colas trémulas.
Estas aves crían en casi cualquier hábitat donde puedan encontrar agujeros para hacer el nido: en bosques, parques, jardines y riberas con viejos árboles. También lo hacen en terrenos sin árboles si encuentran muros de piedras o canteras propicias. Son más comunes en bosques añosos, especialmente en zonas altas, pero en época de migración, pueden aparecer en mayor número en terrenos abiertos. En las regiones del sudeste de España se encuentra casi exclusivamente en terrenos montañosos y es muy común durante las migraciones de otoño y primavera, épocas en las que se le observa frecuentemente.

Los colirrojos reales saltan repetidamente de rama en rama, o se lanzan cerniéndose en el aire para capturar insectos voladores; suelen recoger alimento del suelo.