domingo, 3 de abril de 2016

Colirrojo Real y colirrojo Tizón

Colirrojo Real

Colirrojo Real
 Colirrojo Real

 Colirrojo Real
Colirrojo Real
Colirrojo tizón macho juvenil,o del año

Colirrojo tizón macho juvenil,o del año
Colirrojo tizón
Colirrojo real




La encendida cola pardo rojiza de esta ave le ha valido su nombre vulgar. Junto con la frente blanca, garganta negra y dorso gris, hace del macho uno de los más bonitos de nuestros pajarillos. La cola juega también un papel importante en la parada nupcial; el macho se inclina, extiende el cuello, deja caer las alas y despliega la cola para exhibir una llamarada de rojo fuego, persiguiendo luego a la hembra de posadero en posadero. Ambos sexos con las colas trémulas.
Estas aves crían en casi cualquier hábitat donde puedan encontrar agujeros para hacer el nido: en bosques, parques, jardines y riberas con viejos árboles. También lo hacen en terrenos sin árboles si encuentran muros de piedras o canteras propicias. Son más comunes en bosques añosos, especialmente en zonas altas, pero en época de migración, pueden aparecer en mayor número en terrenos abiertos. En las regiones del sudeste de España se encuentra casi exclusivamente en terrenos montañosos y es muy común durante las migraciones de otoño y primavera, épocas en las que se le observa frecuentemente.

Los colirrojos reales saltan repetidamente de rama en rama, o se lanzan cerniéndose en el aire para capturar insectos voladores; suelen recoger alimento del suelo.